Una nueva etapa para el socialismo en España

la derrota electoral del 20 de noviembre ha supuesto un punto de inflexionLas pasadas elecciones generales del 20 de noviembre resultaron nefastas para el Partido Socialista, pues, sin duda, arrojaron los peores resultados de la historia para este partido político. Alfredo Pérez Rubalcaba, a la cabeza del PSOE, veía desesperanzado cómo el Partido Popular alcanzaba la mayoría absoluta. Sin embargo, el PSOE es un partido que sabe enfrentarse a las adversidades y aceptar la derrota, así que decidió sacar lo mejor de la derrota para encarar la legislatura popular del modo más positivo y aprovechar estos cuatro años para prepararse y mejorar.

Las elecciones socialistas dieron la victoria a Rubalcaba

Lo primero que hizo el Partido Socialista tras la derrota fue intentar lavar su imagen, convocando elecciones en el partido para elegir al secretario general que les representará durante los próximos cuatro años. Los candidatos fueron Alfredo Pérez Rubalcaba, de nuevo, y la que fuera ministra de Defensa durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, Carme Chacón.

El PSOE decidió que su partido tenía que verse renovado. Así, convocó unas elecciones internas durante el pasado mes de enero para elegir al secretario general. Los candidatos: Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón. Ambos presentaron sus proyectos y los que serían los miembros de su equipo. Finalmente, Rubalcaba, con 487 votos a favor, ganó a la ex ministra, que obtuvo 465 votos. El nuevo líder del PSOE se ha planteado tres objetivos a corto plazo: renovar el modelo del partido, ganar las elecciones andaluzas, que se celebran el próximo 25 de marzo, y acortar la distancia con respecto al PP. Sin embargo, la victoria de Rubalcaba no le garantiza ser el candidato socialista para las próximas elecciones.

El líder socialista y el presidente del gobierno, unidos por la ley de estabilidad presupuestaria

El presidente del gobierno, Mariano Rajoy, y el líder del PSOE intentarán llegar a un acuerdo para la ley de estabilidad presupuestaria, ya que el anterior gobierno fijó el déficit estructural en 0,4% para el año 2020, mientras que el Partido Popular insiste en que éste se sitúe en 0, permitiendo sólo en casos extraordinarios llegar al 0,4%.

Foto: Bernd Jürgens – FotoliaSimilar Posts:

Tags: