Piratas en Somalia

la pirateria supone una importante fuente de financiacion para el conflicto armado en SomaliaSomalia es internacionalmente conocida por el conflicto armado que vive desde hace ya décadas. El país, conocido por encontrarse geográficamente en el denominado Cuerno de África, está inmerso en una guerra entre etnias que está dejando el país en la más absoluta pobreza. La comunidad internacional alerta constantemente de esta difícil realidad protagonizada por la hambruna, el desequilibrio político, la guerra étnica y una nueva realidad, la piratería.

Una actividad ilegal

Actualmente, más del 78% de la población somalí se encuentra sin acceso a los servicios sanitarios mínimos. En la capital, Mogadiscio, tan sólo hay dos hospitales para atender a dos millones de personas. Las organizaciones no gubernamentales informan sobre estos datos y actúan sobre el terreno cada vez con más problemas. La piratería, una actividad que aumenta vertiginosamente y que afecta al transporte marítimo internacional, así como la actuación de las guerrillas dificultan día a día la labor humanitaria. Los piratas somalíes, que declaran proteger el alimento que se encuentra en sus costa, son noticia por los secuestros a cooperantes, periodistas y pescadores. Los involucrados en esta actividad ilegal suelen ser jóvenes sin recursos que ven en la piratería no sólo un sustento, sino una aspiración. Un conflicto internacional silenciado del que nadie quiere saber la verdad.

La hambruna

Las imágenes de la pobreza somalí inundan día a día los medios de comunicación sin que haya una respuesta real por parte del resto del mundo. Actualmente, 3, 2 millones de habitantes de un total de 7,5 millones que tiene Somalia se encuentra en una situación de inmediata de asistencia. Las cifras no son esperanzadoras. El conflicto internacional se complica porque las milicia islamista del Al-Shabab, relacionada con la red terrorista Al Qaeda, dispone del control absoluto de la mayoría de las zonas más afectadas por la hambruna y la sequía. Estos factores impiden el acceso a la comunidad internacional (Programa Alimentario Mundial de la ONU), que son los mayores proveedores de alimentos en el terreno. Todos estos factores, unidos a la deuda internacional económica de Somalia, agravan más aún la situación. Un conflicto internacional silenciado e incómodo para muchos.

Foto: Abdelhamid Kalai – FotoliaSimilar Posts:

Tags: